Feb 232009
 
brand-egreeting-bodyimage-t72

Sistema CuerpoAdentro

A menudo muchas mujeres me preguntan: ¿Cómo puedo liberarme de las críticas que yo misma le hago a mi cuerpo constantemente? ¿Cómo puedo empezar a sentirme cómoda en mi cuerpo? Cuando las escucho siento la ansiedad que se esconde detrás de esta preocupación y recuerdo cómo hace mucho tiempo a mí me pasaba lo mismo.

Cuando criticamos constantemente nuestro cuerpo y apariencia caemos en una trampa de la mente. Esas voces que nos critican son el resultado de muchos factores: emocionales, sociales y espirituales. Para sanar esta tendencia de raíz, es esencial viajar hacia dentro de nosotras mismas, a ese espacio donde el cuerpo y alma son uno. Yo le llamo a ese espacio interior CuerpoAdentro.

Puedes empezar ese viaje CuerpoAdentro tomando acciones sencillas que alimenten tu autoestima corporal. En vez de poner la atención en las críticas que te hacen sentir incómoda contigo misma pon tu atención en estar presente en el aquí y ahora. Esas críticas se encuentran en tu mente. El secreto está en tomar acciones que calmen la mente y te proporcionen una experiencia placentera del cuerpo

Sustituye las críticas con presencia disfrutando de cada uno de tus sentidos.

Caa vez que te sientas agobiada con las voces que critican tu cuerpo practica una de estas acciones. Si las practicas a diario, fortalecerás tu autoestima corporal y cuando surjan esas críticas contra tu cuerpo podrás dejarlas pasar sin darles mucha importancia.

Estas acciones te ayudan a incorporar en tu vida el primer principio del sistema CuerpoAdentro: Vive presente en tu cuerpo.

  • Busca un perfume. un aceite esencial o una loción cuya aroma te haga sentir relajada. La lavanda, la vainilla, las rosas y el incienso, por ejemplo, tienen propiedades que te ayudan a calmar tu mente. Cierra los ojos, respira profundo y huele el aroma. En dos o tres minutos vas a sentir que tu mente se tranquiliza y que tu cuerpo entra en un estado de relajación. Mantén tu atención en esa sensación placentera.
  • Usa un aceite de masaje o loción y date un masaje en las manos. Siente cómo tú misma te masajea cada uno de tus dedos. Siente el tacto en tus huesos y en tu piel. Disfruta este momento placentero.
  • Alimenta tus sentidos mirando un paisaje hermoso. Puedes mirar por la ventana los árboles y el cielo; o mirar una fotografía o pintura que refleje un paisaje que te encanta. Fíjate en los colores, en las diferentes texturas y formas y sumérgete en esa belleza. Respira suavemente y deja que esa belleza envuelva todo tu cuerpo. Poco a poco te vas a sentir tan hermosa como ese paisaje.
  • Pon música relajante. Cierra los ojos y escucha cómo cada nota musical entra a tu cuerpo, armonizando el baile de tus células. Si las notas musicales despiertan el deseo de bailar, hazlo disfrutando el movimiento de tu pelvis, caderas y brazos.
  • Tómate una infusión de manzanilla. Disfruta el olor, la tibia temperatura de la taza y el reconfortante sabor.

Si quieres aprender una ejercicio de respiración que fortalece tu autoestima corporal, lee Mírate al espejo con amor.

–Corazón Tierra

www.notehagaspequena.com

Feb 112009
 

Calma tu mente en el mar

Desperté cansada de no descansar con el corazón galopando más allá de mi cuerpo. Los ojos se resistían a abrirse y mis piernas se negaban a abandonar la noche. Unos rayitos de luz se colaban por la persiana, juguetones, pero yo, terca en mi interpretación del mundo, ignoré la magia del momento y me obligué a comenzar la jornada del día.

“Hay que trabajar”, vociferó esa voz dentro de mí que se encarga de torturarme con sus órdenes. Mis pensamientos iban más rápido que las acciones que podía ejecutar mi cuerpo. Llamadas telefónicas, artículos que se tienen que terminar de escribir, ensayos que se tienen que hacer, cartas que se tienen que enviar, dinero que se tiene que conseguir, giras que se tienen que planificar. La lista que mi mente dictaba era interminable. Me sentía fatigada, atrapada en un trance vicioso de preocupaciones.

La invitación inesperada de una amiga a la playa me sacó del trance. Dudé por un instante. Acaso era responsable abandonar mis deberes para irme a la playa durante un par de horas. Sin embargo, esta duda se disolvió cuando escuché la necesidad de mi cuerpo. “Necesito soltar este peso”, me susurró.

Los azules del cielo y del mar me recibieron con ternura. Un espacio vasto se empezó a abrir en mi mente. La canción de las olas penetró en mi cabeza y la voz que siempre me tortura con sus órdenes hizo silencio. Unos rayitos de luz, juguetones, se posaron en mis hombros. Esta vez me quedé presente en el momento y con alegría acepté la invitación a ser.

Mi cuerpo se extendió sobre el agua y esa gran madre que es la mar me acunó en sus faldas. Su vaivén me llevaba y me traía, alejando mis preocupaciones, acercándome a mi alma. Los bloques de tensión que se encontraban atascados en mi espalda se empezaron a derretir hasta que ya no hubo barrera que me separara del agua. Entonces escuché su dulce voz cantándome una nana: “Niña mía, entrégame el peso del esfuerzo, no es necesario vivir corriendo, baila con la vida, ríe y juega con ella. Disfruta el regalo de ser una con el momento”.

Ahora cada vez que me atacan las preocupaciones recuerdo ese momento tan especial que me regaló la Madre Mar. Si no estoy cerca del mar, me siento y practico un ejercicio de CuerpoAdentro para vivir libre de preocupaciones. Lee sobre este ejercicio aquí.

–Corazón Tierra
www.notehagaspequena.com

Feb 052009
 

 

Folleto digital Bendice tu cuerpo

Folleto digital Bendice tu cuerpo

¿Quieres vivir feliz en tu cuerpo? ¿Te gustaría mejorar tu dieta y tu autoestima? ¿Quieres establecer una rutina de ejercicios y mantenerla? Ahora tienes la oportunidad de recibir la ayuda de la chamana y experta en autoestima corporal Corazón Tierra.

Participa en el Concurso Bendice tu cuerpo.

Para participar, sólo tienes que compartir en este blog tu experiencia practicando los tips del folleto digital Bendice tu cuerpo: ¿Cómo los bendiciones de Bendice tu cuerpo te ayudaron a vivir en plenitud?  

Las primeras tres personas que dejen sus respuestas en este blog recibirán una consultaría gratis vía correo electrónico con Corazón Tierra.

Si todavía no tienes el folleto digital Bendice tu cuerpo, consíguelo gratis aquí.

Deja tus respuestas abajo donde dice No hay comentarios o Comentarios.

Feb 032009
 

Mírate al espejo con amor

¿Te has mirado en el espejo alguna vez y y te has sentido fea? Tu cabeza se llena de voces que te dicen:

~”Nina, que barriga tan grande, ya es hora de que te pongas a dieta”.

~”Mira esas caderas tan anchas. Tienes que hacer ejercicios para adelgazar antes de que llegue el verano”.

Estas voces interiores nos quitan a las mujeres la capacidad de amarnos tal como somos.

Hace mucho tiempo mirarme al espejo era una verdadera batalla. Tan pronto me miraba un torbellino de pensamientos negativos me asaltaban en mi mente. Hoy, después de realizar un viaje profundo de sanación, puedo mirarme al espejo con amor. Me siento bella. Me miro y veo los rostros de las diferentes diosas que habitan dentro de mi. A veces soy tierra, otras veces soy agua y en ocasiones hasta yo misma me sorprendo con la energía feroz del fuego que sale por mis ojos.

De vez en cuando me miro al espejo  y una voz en mi mente dice:

~“Niña, que fea te ves hoy”.

Quizás es  uno de esos días en que me encuentro cansada y llena de estrés. La imagen que me mira desde el espejo está cenicienta y no se ve atractiva. Antes estos pensamientos me hubiesen derrumbado mi autoestima.

Pero ahora no me identifico con el pensamiento que me juzga y me miro con amor. En esos momentos cierro los ojos, respiro profundamente y me conecto a la fuerza de mi autoamor. Cuando vuelvo a mirarme al espejo me veo hermosa.

Si esto te sucede a ti, he aquí cómo puedes fortalezer tu imagen corporal para que te sientas bien contigo misma cada vez que te miras al espejo.

Cuando un pensamiento negativo te juzgue frente al espejo, haz este ejercicio de relajación y respiración del sistema CuerpoAdentro.

  1. Cierra los ojos.

  2. Respira profundo.

  3. Pon tu atención en el aire que entra y sale de tu cuerpo.

  4. Coloca tus manos sobre tu vientre.

  5. Deja que el aire entre por la nariz y llene todo tu torso sin hacer ningún esfuerzo.

  6. Deja que el aire salga por tu nariz lentamente a un ritmo natural.

  7. En la expiración suelta los pensamientos negativos que te surgieron ante el espejo y siente que se disipan con el aire que sale de tu cuerpo.

  8. Mantén la atención en tu respiración y siente como la energía de esos pensamientos que te juzgan desaparece cada vez que expiras. Respira de esta manera durante cinco minutos.

  9. Ahora cuando vuelvas a inspirar permite que el aire viaje hasta tu vientre.

  10. Siente en tus manos como tu vientre se infla y desinfla suavemente.

  11. El espacio se abre dentro de tu cuerpo. El aire llega hasta tu vientre y viaja hasta tu ingle, caderas y genitales.

  12. El aire sale suavemente a su ritmo natural. No tienes que hacer ningún esfuerzo. Después de respirar de esta manera durante tres a cinco minutos te empezarás a sentir que tu ser ocupa más espacio y te sientes poderosa.

  13. Te sientes tranquila. Mírate al espejo y sonríe. ¡Eres hermosa!

Déjame tus comentarios abajo. Si usas esta práctica, cuéntame cómo te va.

Corazón Tierra

http://www.notehagaspequena.com