Jul 132010
 
El verano y sus alegrías

Esa primera mañana los rayos del sol, que se colaban por las persianas de mi habitación, parecían estar más alegres. Me levantaba llena de vigor. Era el comienzo de las vacaciones de verano. En mi mente ya no quedaban preocupaciones por sacar buenas notas en mis clases ni por aprenderme la última lección de matemática. Lee más